Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

APERTURA DEL CURSO UNIVERSITARIO 2015/2016 EN LA UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

APERTURA DEL CURSO UNIVERSITARIO 2015/2016 EN LA UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

upo La Universidad Pablo de Olavide acogió el pasado 2 de octubre la celebración de la solemne apertura oficial del curso académico 2015-2016 de las universidades andaluzas, que estuvo presidido por la Presidenta de la Junta de Andalucía, Dña. Susana Díaz, acompañada por el Rector de la UPO, D. Vicente Guzmán, y los rectores de las universidades andaluzas. La Universidad Pablo de Olavide cuenta este curso con 12.000 alumnos de grado y de postgrado que estudian una de las 32 titulaciones (21 grados, 10 dobles grados y 1 grado internacional), 41 masters universitarios y 9 doctorados. A la apertura del acto asistió el Consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, D. Antonio Ramírez de Arellano, y numerosas autoridades. El acto oficial se inició con la presentación de la Memoria del curso pasado por parte del Secretario General de esta Universidad, D. José María Seco Martínez. Seguidamente, el Catedrático de Teoría y Práctica del Entrenamiento Deportivo de la Universidad Pablo de Olavide, D. Juan José González Badillo, pronunció la Lección Inaugural ‘Deporte, Entrenamiento y Ciencia’, en la que el profesor puso de manifiesto que la práctica del deporte, tanto si se considera “actividad física” o “actividad reglada y competitiva”, siempre ha de llevarse a cabo a través de un “entrenamiento”. Para González Badillo, es precisamente el entrenamiento el que puede darle carácter científico al deporte, ya que el desarrollo y perfeccionamiento del entrenamiento constituye la esencia y el objetivo prioritario de la ciencia en el deporte. El catedrático subrayó que existe una relación curvilínea entre la carga de entrenamiento y el beneficio para la salud y para el rendimiento físico y deportivo, para concluir que las propuestas de entrenamiento sin datos que las justifiquen no tienen ningún valor científico. Tras la lección inaugural, la Presidenta de la Junta hizo entrega de las Medallas al Mérito de la Universidad Pablo de Olavide a los catedráticos D. José María Delgado García (recogió el premio en su nombre D. Agnès Gruart), D. José María García Marín, D. Juan José González Badillo, D. Gonzalo Musitu Ochoa y D. Juan Manuel Suárez Japón, a la hasta ahora jefa de Protocolo de la Universidad, Dña. Ana Recio Gómez y a D. Rafael Montoro Cabezudo, antiguo Director del Servicio de Infraestructuras. También se entregaron en este acto de apertura de curso los Premios Extraordinarios de Doctorado 2013/2014 a los doctores de la UPO D. José Luis Blanco Pastor, D. Gonzalo del Moral Arroyo, Dña. Manuela Domínguez Orta, Dña. Blanca Escudero López, Dña. María José Guerrero Mayo, Dña. Ana María López Medialdea, Dña. Ana Dolores López Sánchez, Dña. Miriam Marín Menguiano, D. Rafael Morales Sánchez, Dña. Sofía Muñoz García-Mauriño, Dña. María del Carmen Naranjo Santana, D. Rafael Ángel Obando Andrade, D. Manuel Oropesa Ávila, Dña. María del Rocío Ortiz Calderón, D. Daniel Oto Peralias, Dña. Elena Rivas Marín y Dña. Inmaculada Romano. Asimismo se hizo entrega de los Premios MoleQla al egresado D. Javier Becerra Luna, al estudiante D. Diego Montero Larrea y a la profesora y al alumno del Colegio San Francisco de Paula Dña. María Marchena y D.Miguel Esteban; los Premios Docentia a los profesores de la UPO D. Alberto Egea Fernández-Montesinos, D. Jorge Luengo López, Dña. Virginia Martínez Lozano, Dña. Rosa Rodríguez Izquierdo, Dña. Mónica Arribas León, Dña. Cinta Canterla González, Dña. Silvia Pérez González, Dña. Rosario Moreno Soldevila, Dña. Elisa Calvo Encinas y Dña. Rosario Vázquez Carrasco, y finalmente los premios Laudabilis a Dña. María Teresa Lasa Melgarejo y D. Luis Bravo Barquero. A continuación, el Rector de la UPO remarcó en su discurso que la Universidad Pablo de Olavide cumple este año 18 años: “Hemos alcanzado, pues, la mayoría de edad cronológica, lo cual es motivo de celebración, pero quiero que ustedes sepan que las mayorías de edad docente, investigadora, gestora y de proyección social, las hemos ido alcanzando bastante antes, fruto del carácter innovador, luchador, comprometido, de la UPO, y de la calidad, capacidad de trabajo e inequívoca implicación de su comunidad universitaria”. En palabras del Rector, en estos 18 años “hemos cumplido con creces” el mandato de la Ley de Creación de la UPO en 1997, y en este sentido ha subrayado que la UPO ocupa el primer puesto en Andalucía en productividad en docencia; destaca como octava a nivel nacional con la ratio más alta en cuanto a la demanda de sus estudios en primera opción; es la primera universidad de Andalucía en tasa de éxito y en tasa de rendimiento de sus estudiantes; es pionera en Andalucía en impartir grados en inglés a sus estudiantes. También ha remarcado el Sr. Guzmán que la UPO destaca por su intensa actividad investigadora en términos de productividad, figurando entre las tres mejores universidades españolas en producción docente e investigadora por profesor; es también la tercera universidad española en número de proyectos obtenidos en las convocatorias del Plan Nacional de I+D por cada 100 profesores; tiene 89 grupos de investigación que abarcan un total de 406 líneas de investigación; cuenta con 19 proyectos internacionales de I+D vivos, con un presupuesto global de cerca de 8.000.000 de euros, destacando los tres proyectos financiados por el Consejo Europeo de Investigación (ERC), liderados los tres por mujeres investigadoras. Y todo ello, afirmó el Rector, en un contexto de crisis y con un modelo de financiación de 2007, todavía prorrogado y que lo estará también para 2016, que “no ha garantizado ni garantiza, conforme a sus criterios generales de reparto, la suficiente financiación para la UPO, sobre todo teniendo en cuenta que su necesidad de crecimiento y consolidación era, y es, mayor que la de aquellas universidades ya consolidadas”. También remarcó las amenazas que se ciernen sobre el personal de la UPO ante una tasa de reposición “inexistente”: Con una bolsa de acreditados actual de 159 profesores, “nuestro escenario más favorable sería el de poder convocar, con las actuales normas, un máximo de 24 plazas de profesorado permanente de aquí a 2021”, aseveró. En este sentido, el Rector señaló que “el nuevo modelo de financiación es inaplazable y debe evitar incurrir en las grandes disfuncionalidades y asimetrías creadas por el actual”, y que la UPO necesita planes específicos en determinados aspectos, uno de los cuales es el de profesorado, “planes que permitan asegurar que crezca y se consolide para poder seguir contribuyendo, y cada vez más, al desarrollo de Sevilla, Andalucía y España”. El Sr. Guzmán, quien se declaró orgulloso del Sistema Andaluz de Universidades, dijo no obstante que éste tiene retos y problemas pendientes, entre ellos la deuda, “ya que, si bien ha habido esfuerzos por ir reduciéndola, no baja de los 500 millones de euros y fluctúa, según el momento, hasta los 600”; un nuevo PAIDI, o la redefinición del mapa de titulaciones. “La solución a alguno de estos problemas realmente urge ante el riesgo de que el sistema en su conjunto, no ya sólo algunas universidades, entre en déficit”, afirmó el Rector. Pese a ello, aseguró que todas y cada una de las universidades andaluzas “nos comprometemos con el avance de Andalucía y lo hacemos desde la defensa de la enseñanza universitaria pública, modelo de igualdad de oportunidades y de formación e investigación de calidad, modelo que predica con el ejemplo de la bajada de tasas, con el ejemplo del fraccionamiento de pagos de la matrícula y con la apuesta por el conocimiento como clave y respuesta para la sociedad del siglo XXI y, sobre todo, para las personas”. Por su parte, la Presidenta de la Junta señaló en el discurso de apertura del curso universitario andaluz que “el primer objetivo es devolver la certidumbre a las universidades andaluzas. Permitir que desarrollen su actividad docente desde la autonomía y en las mejores condiciones posibles para que la excelencia sea una realidad”. La Presidenta también subrayó que “debemos responder al esfuerzo de las universidades dotándolas de un nuevo modelo de financiación. Sé que es una reivindicación de los rectores y estamos con ellos”. Para la Sra. Díaz, “ese nuevo modelo de financiación debe ser fruto del trabajo, esfuerzo y diálogo, que nos ayude a mejorar el nivel y la calidad logrados apoyando a las personas y su trabajo”. Ese nuevo modelo, afirmó la Presidenta, “debe servir para avanzar en la vinculación a resultados, así como para impulsar un sistema mejor y más eficiente, que responda a sus singularidades y sea sensible con las universidades más jóvenes y con quienes están en mayores dificultades. También, cómo no, para culminar el desarrollo de infraestructuras que son necesarias”. Asimismo, la Presidenta recalcó que “solo ofreciendo certidumbre seremos capaces de construir un sistema universitario fuerte, motor de la transformación social a través del conocimiento que queremos, que sabemos que es imprescindible para el progreso de Andalucía”. Finalmente, la presidenta de la Junta de Andalucía declaró inaugurado el curso académico 2015/2016 de las universidades andaluzas.