Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

LOS GRADUADOS Y ACTIVA MUTUA CELEBRAN UNA JORNADA SOBRE EL RECARGO DE LAS PRESTACIONES

LOS GRADUADOS Y ACTIVA MUTUA CELEBRAN UNA JORNADA SOBRE EL RECARGO DE LAS PRESTACIONES

El Colegio de Graduados Sociales de Sevilla y Activa Mutua han celebrado una jornada gratuita para colegiados sobre el recargo de prestaciones. Este encuentro, encuadrado en el acuerdo de colaboración  entre el Colegio y Activa Mutua, contó con la participación del Inspector de Trabajo, Carlos Domínguez Perejón y el letrado de Activa Mutua, José María Gallego Franco y fue presidido por María Esther García Crespo, Directora de la Delegación Provincial de Activa Mutua en Sevilla y Juan Antonio Montes Montero, Vicepresidente 2º y Secretario de nuestro Colegio.

El recargo de prestaciones se puede iniciar por dos motivos fundamentalmente: de oficio a cargo de la Inspección de Trabajo o por denuncia del propio trabajador, y en esta jornada se ha abordado tanto la labor de la Inspección de Trabajo, como  de la gestión por parte de la Mutua.

Este recargo es el incremento del 30% al 50% de todas y cada una de las distintas prestaciones económicas relacionadas con la Seguridad Social que se produzcan por un accidente laboral y una omisión de medidas de seguridad. Entre las distintas prestaciones se encuentran principalmente la incapacidad temporal o baja, las lesiones permanentes no invalidantes, la incapacidad permanente parcial, la incapacidad permanente total y la incapacidad permanente absoluta y la gran invalidez.

El sistema de la Seguridad Social en España garantiza unas prestaciones mínimas o básicas para todas las víctimas de accidentes laboral eso por enfermedades comunes, pero si hay una
conducta especialmente dolosa por parte del empresario, se tendrá derecho a esta prestación adicional como compensación.