COMUNICADO DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER: LOS GRADUADOS SOCIALES DE SEVILLA REIVINDICAN QUE LA IGUALDAD LABORAL NO SOLO ES ALGO JUSTO, SINO UN VALOR AÑADIDO A LA RIQUEZA DEL PAÍS

Con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer que tiene lugar hoy, 8 de marzo, el Colegio Oficial de Graduados Sociales de Sevilla reivindica que la igualdad laboral no solo es algo justo, sino un valor añadido a la riqueza del país.

Como hemos podido comprobar en el último índice elaborado por Closingap, si existiera paridad, el PIB español de 2019 habría sido un 18,5% superior. Es decir, si hubiera igualdad entre la mujer y el hombre en la tasa de actividad y de empleo, en las horas trabajadas y en la distribución sectorial del trabajo, la riqueza engordaría en 230.847 millones de euros. Porque las mujeres, pese a representar un 51,4% de la población en edad de trabajar, actualmente solo contribuyen con el 41,5% del PIB debido a su participación más reducida en el mercado laboral, el menor número de horas trabajadas por la mayor tasa de parcialidad y su sobrerrepresentación en los sectores económicos menos productivos.

A su vez este índice destaca que, ese potencial de crecimiento vendría acompañado, además, por la creación de hasta 3,2 millones de empleos femeninos equivalentes a tiempo completo, así como por el aumento promedio de productividad de 1.301 euros de cada mujer, al incorporarse a actividades más productivas o de mayor valor, como la científica.

José Ramón Barrera Hurtado, presidente del Colegio Oficial de Graduados Sociales de Sevilla ha afirmado que “Las cifras de este informe lo dejan claro, el camino debe ser la igualdad. Y para conseguir esto debe haber medidas efectivas que mejore la situación laboral de las mujeres, que han unido a sus históricas barreras laborales los estragos provocados por las consecuencias de la pandemia de COVID-19”.

Barrera recuerda que “si nos fijamos en los últimos datos de la Encuesta de Población Activa y de Eurostat, el desempleo femenino es el que más ha crecido durante 2020, subiendo casi tres puntos y aumentando la brecha de desigualdad con los hombres casi un 15%. No en vano, de todos los estados miembros de la Unión Europea, solo en Grecia están peor”.

“Debemos conseguir de una vez por todas una igualdad real y efectiva. Las medidas de igualdad derivadas de la actual normativa laboral como la inminente entrada en vigor del reglamento de los Planes de Igualdad y de la obligación de las auditorías salariales, deben servir para que se termine reduciendo o eliminando la brecha salarial y el techo de cristal termine quebrándose” ha declarado Barrera.

Todo ello, nos llevará a una igualdad real que a día de hoy no existe y que la pandemia ha agravado como puede deducirse de los datos de paro anteriormente mencionados y el hecho de que dentro del tsunami de los ERTEs sea el número de mujeres acogidas a estos mucho más alto que el de hombres.

“Sobran los motivos para seguir reivindicando esta igualdad todos los días del año, aunque quede visibilizado en este día que la ONU institucionalizó en 1975” ha finalizado Barrera.